Me gusta

lunes, 29 de febrero de 2016

ACUERDOS SECRETOS



ACUERDOS SECRETOS CON LOS HOLDOUTS

Por Héctor GIULIANO (28.2.2016)


Las negociaciones por la cuestión de los Holdouts en Nueva York se aceleran, las versiones periodísticas parciales  proliferan y se considera que habría inminentes novedades al respecto pero todavía no se cuenta con informaciones oficiales concretas, cifras  desagregadas de los puntos que están en discusión ni datos o antecedentes sobre los mismos.

Sí se sabe, en cambio, que la administración Macri – en el marco de su política de gobernar con deuda - está desesperada por arreglar el asunto, que el costo financiero de tal arreglo va a ser altísimo y que, con ello, el gobierno sólo aspira a concretar su objetivo fundamental y expreso de volver al mercado internacional de capitales, esto es, a tomar nueva deuda externa en gran escala.

Con ello, a la masa impagable de deuda pública heredada de la gestión Kirchner – más de 300.000 MD (Millones de Dólares) - se sumará la emisión de nuevos bonos  para pagar los juicios y reclamos de los holdouts con toma de más deuda (por 15-20.000 MD); y a esto se le agregará después la nueva gran ola de endeudamiento externo del Estado para financiar obras públicas y de infraestructura cuya magnitud todavía no se conoce pero ya está en curso como armado financiero de la Deuda Nueva.

Una pieza clave dentro de estas negociaciones con los holdouts – llevadas a través del mediador Pollack - es el punto ofrecido por el gobierno Macri y puesto como condición del juez Griesa de que el Congreso Argentino derogue las leyes cerrojo 26.017 y 26.984 de pago soberano (que creó además una comisión investigadora de la Deuda Externa Argentina) como requisito de la propuesta, que está abierta hasta el 29.2.

Esta instancia de tratamiento parlamentario constituye un arma de doble filo porque si el Congreso – como parece seguro – aprueba el arreglo con los holdouts no sólo allanaría el camino a la citada nueva política de macro-endeudamiento Macri sino que, a la vez, tal aprobación sería usada para tratar de hacer callar para siempre las críticas sobre ilegitimidad, insolvencia y responsabilidades por los delitos e irregularidades del sistema de la Deuda.

Para que el gobierno logre ese objetivo existe la variante que el Ejecutivo no pida al Congreso una aprobación directa del acuerdo – todavía secreto – con los holdouts sino sólo la derogación de las dos leyes que lo obstaculizarían; de modo que el Parlamento le daría así un aval implícito o cuasi-formal al arreglo convenido con los holdouts.

Ello podría ser así porque la contracción de más deuda por parte del Estado ya está autorizada por la Ley 27.198 de Presupuesto 2016 - que dejó aprobado el kirchnerismo – y que autoriza pagar la totalidad de los vencimientos de capital que se producen durante el ejercicio (68.000 MD) con más endeudamiento público y tomar deuda adicional por mayor importe (91.400 MD), de donde surge una previsión de aumento de la deuda de 23.400 MD en el año.

Esto quiere decir que el Ejecutivo puede desdoblar el requerimiento al Congreso separando la derogación de las dos leyes (que hoy no se aplican porque la 26.017 está suspendida y la 26.984 quedó inoperante) del pedido de autorización de la nueva deuda para pagarles a los holdouts dado que esto último ya lo tiene acordado por la Ley de Presupuesto 2016 y la continuidad de sus facultades especiales conexas.

Deviene así indispensable que, en función de la defensa de los intereses financieros del Estado frente a la nueva toma de deuda externa en gran escala y sin demostración alguna de capacidad de repago por parte del gobierno Macri, los legisladores nacionales estén debidamente advertidos de la naturaleza y gravedad del problema que va a ser sometido a su aprobación, de la magnitud de las cifras y compromisos en juego y de la seria responsabilidad que les cabe ante una maniobra que busca dar por terminada toda discusión parlamentaria de fondo – todavía pendiente – sobre el problema de la Deuda.

Para evitar un tratamiento engañoso del tema Deuda Pública a través de la cuestión de los Holdouts, los legisladores que quieran cumplir a conciencia sus deberes y responsabilidades constitucionales tienen tres requerimientos concretos - lógicos y esenciales – a reclamar al gobierno en su condición de tales:

1. Exigir al Poder Ejecutivo que eleve al Congreso el texto completo de todos los documentos pactados que forman parte del arreglo con los holdouts, acompañando los antecedentes del caso y con sus debidas traducciones al castellano.
Esto incluye los sub-acuerdos o acuerdos parciales ya firmados, como el caso de los bonistas italianos, los fondos Dart Management y Montreux Partners, así como con el fondo Brecher y otros acreedores.
2. Requerir – como parte específica básica del punto anterior – un listado completo, acreedor por acreedor, de los bonos incluidos en la negociación, con la identificación detallada de los títulos involucrados en el arreglo, su importe a valor nominal (capital, intereses y total) y sumas comparadas - en valor absoluto - contra el importe final ofrecido por el gobierno argentino; de modo de poder apreciar - caso por caso - cuál es la diferencia cuantitativa resultante.
En el caso de los valores nominales, los mismos corresponderían a lo que figura en el Informe de Deuda Pública del Ministerio de Economía (MECON)  como "valor nominal actualizado en circulación" (producto de valor residual por coeficiente de capitalización).
Estas informaciones y datos deben abarcar el detalle de todos los tenedores de bonos holdouts - con o sin juicio y con o sin sentencia - y no solamente los que tienen acciones legales contra la argentina; de modo de estar seguros que se trata de los totales generales (aunque en algunos casos pueda tratarse de cifras estimadas).        
Además, totales aproximados a pagar por conceptos de capital, intereses y monto, honorarios, asesoramiento, gastos y demás ítems; para tener idea de los importes que están en juego por estos rubros y la forma en que se los piensa pagar.
3. Condicionar el tratamiento del o de los arreglos firmados con los holdouts al análisis y confección de un Informe Especial de la Auditoría General de la Nación (AGN) al respecto - no vinculante – conteniendo al final todas las observaciones, comentarios y recomendaciones del caso para que los legisladores puedan estar en condiciones de entender tales acuerdos y decidir su voto en consecuencia.  

Este último punto debe incluir además una evaluación específica de la capacidad de pago proyectada por el gobierno para poder demostrar que el Estado Argentino pueda cumplir en tiempo y forma los nuevos compromisos de deuda firmados por la administración Macri ad referéndum del Congreso. 

La forma de tratamiento de la cuestión de los Holdouts, la transparencia y claridad de las informaciones de apoyo del arreglo y la decisión final del Congreso sobre el asunto van a constituir una demostración del grado de capacidad, honestidad y coraje de la clase política argentina con representación parlamentaria en relación al problema de la Deuda.

Defienden la legalización del incesto y la necrofilia



Miembros de un partido sueco defienden la legalización del incesto y la necrofilia
Cecilia Johnsson

Una rama joven del Partido Popular Liberal sueco ha argumentado que el incesto entre hermanos y la necrofilia deberían legalizarse.
La rama de Estocolmo del ala juvenil del partido (LUF) votó sobre el polémico movimiento en su reunión anual.
Se pidió la derogación de varias leyes para permitir el sexo consentido entre hermanos y hermanas mayores de 15 años, así como permitir a la gente que “legue” sus propios cuerpos tras su muerte para poder mantener relaciones sexuales con los cadáveres sin temor a que los necrófilos sean procesados.
Cecilia Johnsson, presidente de LUF Estocolmo, declaró al periódico Aftonbladet que la legislación contra el incesto ascendió a “ley moral”, y agregó: “Estas leyes no protegen a nadie en este momento”.
“Entiendo que el incesto puede considerarse algo inusual y repugnante, pero la ley no puede perseguirlo por ser repugnante”.
La LUF también votó a favor de la legalización de realizar actos sexuales con un cadáver, con la condición de que hubiera un consentimiento por parte de la persona mientras aún estaba viva.
Ms Johnsson dijo: “Usted debe poder decidir lo que sucederá con su cuerpo después de su muerte, y si alguien quiere legar su cuerpo a un museo o a la investigación, o si quiere legarlo a alguien para tener relaciones sexuales, entonces debería estar permitido”.
El centro del Partido Popular Liberal no estuvo de acuerdo.
El portavoz Adam Alfredsson declaró en el diario Expressen que:
“El incesto es y debe seguir siendo ilegal y creemos que seguirá siendo ilegal utilizar el cuerpo de un hombre muerto para actos sexuales”.
Mientras tanto, un ex diputado liberal sueco, Carl B Hamilton, afirmó en Facebook que las propuestas de la rama juvenil del partido eran un truco publicitario inventado por “imbéciles”.
No es la primera vez propuestas similares se han planteado en Europa.
En 2014, el Consejo de Ética de Alemania también llamó a poner fin a la penalización del incesto entre hermanos, después de examinar el caso de un hombre que fue encarcelado por tener cuatro hijos con su hermana.
El Consejo argumentó que el riesgo de discapacidad en los niños no era suficiente para justificar una ley que pone a parejas en “trágicas situaciones”, y que despenalizar el incesto no alimenta la propagación de una práctica “muy rara”.
“La mayoría del Consejo de Ética de Alemania opina que no es apropiado que una ley penal preserve un tabú social”, dijo un comunicado.
Sin embargo, en su momento, una portavoz de la CDU de Angela Merkel descartó la posibilidad de abolir la sanción penal por estas prácticas.
Visto en : El Microlector


Ingeniería social, el arte de hackear humanos.
Aceptando lo inaceptable
diciembre 18 2015

La ingeniería social, consiste básicamente en cambiar la percepción de la realidad, condicionando psicológicamente al individuo de tal manera que le incapacita para tener una percepción clara de que está siendo perjudicado él, su familia o su país y de esta manera queda incapacitado para asumir su defensa, la de su familia o su país.
A los que llegan a este grado de programación, no importa que se les inunde con información auténtica, y con todo tipo de pruebas documentales y hechos reales, el individuo así adiestrado, rechazará todo lo que vaya en dirección contraria al adiestramiento a que se le ha sometido, normalmente llevado a cabo, principalmente por las cadenas de televisión.
La desprogramación de estos individuos es sumamente problemática y en un gran número de ocasiones requiere que se lleve a cabo por profesionales, y ni así está garantizado el éxito.
Un individuo, se considera que está totalmente programado, cuando antepone el cumplimiento de lo políticamente correcto que le ha llegado a través de los mensajes vertidos por los medios y los pone por encima de su interés personal, el de su familia o el de su país.
Manipulación de la opinión.
Históricamente los medios de comunicación masivos, ya demostraron una alta eficacia en la manipulación de la opinión pública en general, con la propaganda y la manipulación mediática, se han justificado guerras, crisis financieras artificiales, invasiones etc.
Los psicólogos utilizan el término “socialización” al proceso por el cual los niños son preparados para pensar y actuar de la forma que interesa al Nuevo Orden. A una persona se la describe como bien socializada, si obedece el código moral de la corrección política.
Muchos ciudadanos están tan socializados, que nunca analizan si lo que defienden le perjudica o les beneficia a él, a su familia o a su país, simplemente se limitan a buscar en los medios la ratificación a su comportamiento. La persona sobresocializada, pasa su vida, deslizándose por los carriles de la corrección política que se le ha impuesto desde la Industria Cultural, principalmente la Televisión aunque desde hace un tiempo se está intentando incorporar la enseñanza primaria para adoctrinar en el multi-culturalismo y la ideología de Género, a los niños, también según algunos expertos, alertan sobre la utilización de algunas series de dibujos infantiles para los mismos fines.
Se está llegando a extremos de padres encarcelados porque se niegan a que la educación moral de sus hijos la impongan los estados, naturalmente se entiende que estos padres son absolutamente refractarios a la sugestión que imponen desde los medios audiovisuales que componen una parte muy importante de la Industria Cultural.
Una de las partes más importantes de la manipulación social, es vender que se hace por el interés general, y sobre todo por derechos irrenunciables de minorías victimizadas.
Estos mensajes se lanzan desde los medios más vistos, escuchados y leídos y por personas que se suponen expertos y cultivados y se venden como imprescindibles para un estado moderno y civilizado, pero lo real, es que a quienes conviene de verdad es a las élites dominantes, aunque ellos lo transforman utilizando sus medios, en conveniente para todos.
Se procura que el aspecto emocional se imponga al reflexivo o racional, y de esta manera queda anulado el sentido crítico del individuo.
Para que se acepte una medida inaceptable, se utiliza la estrategia de la gradualidad, es decir, aplicando estas condiciones inaceptables en pequeñas dosis y a lo largo del tiempo.


¿Cómo legalizar cualquier fenómeno, desde la eutanasia hasta el canibalismo?
Publicado: 17 abr 2014
© Wikimedia


En la actual sociedad de la tolerancia, que no tiene ideales fijos y, como resultado, tampoco una clara división entre el bien y el mal, existe una técnica que permite cambiar la actitud popular hacia conceptos considerados totalmente inaceptables.
Esta técnica, llamada 'la ventana Overton' y que consiste en una secuencia concreta de acciones con el fin de conseguir el resultado deseado, "puede ser más eficaz que la carga nuclear como arma para destruir comunidades humanas", opina el columnista Evgueni Gorzhaltsán.

En su artículo en el portal Adme, pone el ejemplo radical de cómo convertir en aceptable la idea de legalizar el canibalismo paso a paso, desde la fase en que se considera una acción repugnante e impensable, completamente ajena a la moral pública, hasta convertirse en una realidad aceptada por la conciencia de masas y la ley. Eso no se consigue mediante un lavado de cerebro directo, sino en técnicas más sofisticadas que son efectivas gracias a su aplicación coherente y sistemática sin que la sociedad se dé cuenta del proceso, cree Gorzhaltsán.
Primera etapa: de lo impensable a lo radical

Obviamente, actualmente la cuestión de la legalización del canibalismo se encuentra en el nivel más bajo de aceptación en la 'ventana de posibilidades' de Overton, ya que la sociedad lo considera como un fenómeno absurdo e impensable, un tabú.

Para cambiar esa percepción, se puede, amparándose en la libertad de expresión, trasladar la cuestión a la esfera científica, pues para los científicos normalmente no hay temas tabú. Por lo tanto, es posible celebrar, por ejemplo, un simposio etnológico sobre rituales exóticos de las tribus de la Polinesia y discutir la historia del tema de estudio y obtener declaraciones autorizadas sobre el canibalismo, garantizando así la transición de la actitud negativa e intransigente de la sociedad a una actitud más positiva.

Simultáneamente, hay que crear algún grupo radical de caníbales, aunque exista solo en Internet, que seguramente será advertido y citado por numerosos medios de comunicación. Como resultado de la primera etapa de Overton, el tabú desaparece y el tema inaceptable empieza a discutirse. 
Segunda etapa: de lo radical a lo aceptable  

En esta etapa, hay que seguir citando a los científicos, argumentando que uno no puede blindarse a tener conocimientos sobre el canibalismo, ya que si alguna persona se niega a hablar de ello será considerado un hipócrita intolerante.

Al condenar la intolerancia, también es necesario crear un eufemismo para el propio fenómeno para disociar la esencia de la cuestión de su denominación, separar la palabra de su significado. Así, el canibalismo se convierte en 'antropofagia', y posteriormente en 'antropofilia'. 

Paralelamente, se puede crear un precedente de referencia, histórico, mitológico, contemporáneo o simplemente inventado, pero lo más importante es que sea legitimado, para que pueda ser utilizado como prueba de que la antropofilia en principio puede ser legalizada.   
Tercera etapa: de lo aceptable a lo sensato 

Para esa etapa, es importante promover ideas como las siguientes: "el deseo de comer personas está genéticamente justificado", "a veces una persona tiene que recurrir a eso, si se dan circunstancias apremiantes" o "un hombre libre tiene el derecho de decidir qué come".

Los adversarios reales a esos conceptos, es decir, la gente de a pie que no quiere ser indiferente al problema, intencionadamente se convierten para la opinión pública en enemigos radicales cuyo papel es representar la imagen de psicópatas enloquecidos, oponentes agresivos de la antropofilia que llaman a quemar vivos a los caníbales, junto con otros representantes de las minorías.

Expertos y periodistas en esta etapa demuestran que durante la historia de la humanidad siempre hubo ocasiones en que las personas se comían unas a otras, y que eso era normal.   
Cuarta etapa: de lo sensato a lo popular

Los medios de comunicación, con la ayuda de personas conocidas y políticos, ya hablan abiertamente de la antropofilia. Este fenómeno empieza a aparecer en películas, letras de canciones populares y videos. En esta etapa, comienza a funcionar también la técnica que supone la promoción de las referencias a las personajes históricos destacados que practicaban la antropofilia.

Para justificar a los partidarios de la legalización del fenómeno se puede recurrir a la humanización de los criminales mediante la creación de una imagen positiva de ellos diciendo, por ejemplo, que ellos son las víctimas, ya que la vida las obligó a practicar la antropofilia.  
Quinta etapa: de lo popular a lo político

Esta categoría supone ya empezar a preparar la legislación para legalizar el fenómeno. Los grupos de presión se consolidan en el poder y publican encuestas que supuestamente confirman un alto porcentaje de partidarios de la legalización del canibalismo en la 
sociedad. En la conciencia pública se establece un nuevo dogma: "La prohibición de comer personas está prohibida."

Esta es una técnica típica del liberalismo que funciona debido a la tolerancia como pretexto para la proscripción de los tabúes. Durante la última etapa del 'movimiento de las ventanas' de Overton de lo popular a lo político, la sociedad ya ha sufrido una ruptura, pues las normas de la existencia humana se han alterado o han sido destruidas con la adopción de las nuevas leyes.

Gorzhaltsán concluye que el concepto de las 'ventanas de posibilidades', inicialmente descrito por Joseph Overton, puede extrapolarse a cualquier fenómeno y es especialmente fácil de aplicar en una sociedad tolerante en la que la llamada libertad de expresión se ha convertido en la deshumanización y donde ante nuestros ojos se eliminan uno tras otro todos los límites que protegen a la sociedad del abismo de la autodestrucción.

 

Advertencia sobre comentarios

Advertencia sobre comentarios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...