Me gusta

domingo, 9 de abril de 2017

Fraude contra la nación



Declaración del Comité de Acción Política LaRouche sobre el bombardeo a Siria: Fraude contra el Presidente; fraude contra la nación

Al examinar el bombardeo a Siria ordenado por el Presidente Donald Trump antier, Lyndon y Helga LaRouche lo condenaron en los términos más firmes posible. El Presidente Trump recibió un informe fraudulento sobre los acontecimientos mismos, según los cuales Bashar al-Assad fue responsable de un ataque con armas químicas sobre su propia población, a pesar del hecho de que las fuerzas militares estadounidenses en el terreno en Siria sabían que las substancias químicas salieron de una base de Al-Qaeda, como lo declararon Rusia y Siria. Personas dentro de la cadena de mando de seguridad nacional y de inteligencia, le mintieron al Presidente.

Las fuentes empleadas para imputar la culpabilidad siria de los ataques son exclusivamente británicas, la misma gente que coordina el ataque internacional contra la Presidencia de Trump, en un esfuerzo para destruir cualquier posibilidad positiva de una relación con Rusia y con China para reconstruir la economía de Estados Unidos y del mundo. Esto fue una violación del derecho internacional. Trump cayó en una trampa. "Los británicos pusieron en movimiento esto contra toda la especie humana", señaló Lyndon LaRouche.

LaRouche dijo que Trump debe buscar de inmediato a los responsables del fraude y despedirlos. Tiene que haber una investigación de las Naciones Unidas sobre el incidente, de inmediato. Después de esto, sería adecuado un juicio por crímenes de guerra. El Presidente no debe nunca escuchar a los británicos. No es ningún accidente que esta trampa haya ocurrido precisamente cuando el Presidente se reunía con el Presidente de China, Xi Jinping, en una reunión que tiene furibundos a los británicos y a sus aliados de Wall Street, una reunión que podía presagiar un nuevo paradigma pacífico para el progreso económico y científico.

El Comité de Acción Política LaRouche (LaRouche PAC) está coordinando una movilización nacional en contra de este fraude, para decirle al Presidente que despida a los responsables y que retorne a las premisas sensatas del Sistema Americano para su Presidencia, no a las políticas de una Tercera Guerra Mundial de Barack Obama y de Hillary Clinton. Lo que está en juego es nada menos que la viabilidad de su Presidencia. También exigimos que la Organización de las Naciones Unidas investigue de inmediato.

De acuerdo a un sinnúmero de fuentes de la comunidad de inteligencia que han comentado o que han sido entrevistadas por LaRouche PAC, las fuerzas de Estados Unidos en servicio activo en el terreno en Siria sabían que esto no fue un ataque del gobierno sirio con armas químicas. Los sirios atacaron una base de Al-Qaeda que almacenaba armas químicas utilizadas por los terroristas. Las fuerzas estadounidenses en el terreno informaron a la cadena de mando que no fue un ataque sirio con armas químicas. Estados Unidos fue informado de la misión siria antes de que se llevase a cabo y sabía cuál era el objetivo que atacarían. Alguien le mintió deliberadamente al Presidente, o le ocultó esta información al Presidente.

La inteligencia en el terreno que supuestamente documenta un ataque de la Fuerza Aérea Siria con armas químicas, salió del grupo Cascos Blancos, creado por los británicos, financiado por el Ministerio de la Defensa británica, y totalmente penetrado por el Estado Islámico (EIIS) y los terroristas de Al Nusra a quienes respaldan. La otra "prueba" que se menciona salió del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que consiste de un solo individuo, que reside en Londres, y que es notorio por diseminar ampliamente información errónea.

El Presidente tiene que escuchar a quienes votaron por él y a otros patriotas que no están interesados en una Tercera Guerra Mundial ni en una guerra perpetua en el Medio Oriente. El pantano que se tiene que desaguar es el pantano intervencionista neoconservador liberal de Wall Street, Londres y Washington DC, que han dilapidado la riqueza de la nación, y han involucrado a nuestra juventud en guerras fraudulentas que han destruido la moral de toda una generación. Señor Presidente, encuentre, despida y enjuicie a los responsables de esto.

Llame a la Casa Blanca al número de la línea de comentarios 202-456-1111, o llame directamente al 202-456-1414. También puede escribir un mensaje a la Casa Blanca en el portal  

Y puede tuitear al Presidente en:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Advertencia sobre comentarios

Advertencia sobre comentarios
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...